¿Desde cuando lleva con nosotros el uniforme laboral?

uniforme de hotel

El uniforme laboral comprende desde la moda corporativa para crear la famosa imagen de marca, hasta los equipos de protección individual que una empresa proporciona a sus trabajadores para el correcto y seguro desempeño de sus funciones.

El uniforme laboral lleva con nosotros desde hace más tiempo del que nos imaginamos, ya que estudios recientes de historiadores sugieren que ya los guerreros persas los utilizaban. Más adelante, en la historia bélica vemos como los uniformes fueron imprescindibles para diferenciar los bandos entre sí y evitar el fuego amigo.

No obstante, quizá lo que entendemos como uniforme de trabajo, comenzó a surgir con la I Revolución Industrial, donde surgió una amplísima diversidad de profesiones para las cuales, por seguridad, era necesario llevar un traje específico. Cabe añadir que, por aquel entonces, poco importaba la imagen, primaba, ante todo, la funcionalidad.

A finales del siglo pasado, el uniforme laboral pasó a ser considerado algo estético, algo que aportara armonía y homogeneidad en una empresa.

Y, ahora, en pleno siglo XXI, la moda corporativa es un elemento más del marketing y de la imagen corporativa que la empresa quiere transmitir con el mismo. El uniforme laboral es lo primero que el cliente ve de nuestra empresa, y debe ser, sin lugar a dudas, nuestra mejor carta de presentación.

En Grupo Anjo somos especialistas en la fabricación de uniformes de trabajo para empresas. Disponemos de un equipo de diseño para asesorarle o diseñarle lo que necesite, para así poder llevar a cabo e integrar sus propias ideas y sugerencias dentro de un trato personalizado.

Últimas entradas Recientes

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Contacta con nosotros

Menú