EMPRESA DE UNIFORMES DE MODA

Creemos en lo que hacemos y sobre todo en cómo lo hacemos

Trayectoria

Más de 20 años en el sector de la moda

Tras una larga trayectoria en el sector de la moda, en Grupo Anjo comprendimos hace más de 20 años la importancia de la imagen personal en el mundo laboral y la necesidad de convertir el vestuario profesional en una herramienta más con la que las empresas pudieran comunicarse.

En la sociedad actual, cada vez más competitiva y exigente, ofrecer una buena imagen se convierte en una obligación, porque es una herramienta de comunicación imprescindible.

Solo hay una oportunidad de causar una buena primera impresión, y ésta se produce en la mayoría de los casos a través de un empleado, por lo que la imagen personal de cada uno de ellos, repercute directamente en la imagen de la empresa.

Invertir en la formación de una buena imagen de los empleados es invertir en la imagen corporativa de la empresa. Podemos invertir en publicidad, merchandising o relaciones públicas, pero si fallamos en la imagen, el resultado no será el esperado.

moda corporativa grupo anjo

Creemos en lo que hacemos y sobre todo en cómo lo hacemos.

Durante toda nuestra trayectoria, Grupo Anjo se ha encargado de llevar a cabo una perfecta fusión entre el mundo empresarial y la moda. El resultado es un nuevo concepto que hemos llamado “Moda corporativa”, que ha revolucionado el tradicional concepto de uniforme.

Cada uno de los diseños personalizados son elaborados con el mayor detalle y reflejan nuestra pasión por esta profesión.

Desde nuestros inicios nos hemos enfocado en satisfacer las diferentes exigencias y necesidades de cada cliente dando una respuesta individual y global, a través de la internalización de todos los procesos necesarios en el diseño y confección del vestuario de trabajo.

Creamos uniformes de imagen a la moda, cómodos y versátiles que se convierten en la mejor carta de presentación de cualquier empresa.

Independientemente del sector, ponemos a su disposición  nuestro equipo y experiencia para obtener un resultado funcional que se adapte a cada puesto y esté en línea con lo que se desea transmitir, porque no solo hay que ser sino también parecer.

La corrección y las buenas maneras, los gestos y las expresiones, junto con la manera de vestir, conforman la carta de presentación de toda empresa.

La esencia del éxito profesional se halla en armonizar lo que verdaderamente somos y lo que damos a entender con nuestra indumentaria, gestos y actitudes.

Menú